Cerrar

Próceres de la Independencia de Centroamérica 1 manfut

Por: Eduardo Manfut Visto: 16,341 Veces
Ampliar Video Enviar el video por emailEnviar video No Reproduce  
  Encuentra Amigos
Compartir:
E-mail Twitter FaceBook MySpace del.icio.us Google Bookmarks Live Meneame
Relacionados + Recientes + Vistos
Recibe los mejores videos en tu email
Top 10 videos mas vistos
Próceres de la Independencia de Centroamérica 1 manfut
Jehú Hernández Sandoval jehu.hernandez@laprensa.com.ni Tres características diferencian la Independencia de Centroamérica obtenida el 15 de septiembre de 1821, con la de los países del sur: su realización de forma pacífica, mediatizada y tardía. Las guerras de independencia surgidas en México y América del Sur, que después se llegaron a conocer como Revolución Independentista de América, iniciaron en el último cuarto del Siglo XVIII pero tomaron cuerpo, se consolidaron y cobraron personalidad propia en la primera década del Siglo XIX. Según Aldo Díaz Lacayo, vicepresidente de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua y Premio Nacional de Historia Tomás Ayón 2001, para 1810 los movimientos independentistas de México y América del Sur eran reconocidos universalmente, llevándolos a proclamarse independientes en esa fecha, a pesar de que continuaron la guerra contra el ejército español. CENTROAMÉRICA SIN GUERRA Díaz Lacayo explicó que ese proceso no se vivió en Centroamérica, donde no hubo guerra de independencia, no hubo Revolución Independentista. Hubo un par de movimientos aislados en 1811 en León y El Salvador, pero no fue generalizado, ni mucho menos que se dieran en la Capitanía General, señaló. La carencia de movimientos en ese sentido, permitió considerar a la región como una especie de retaguardia estratégica para las fuerzas españolas que combatían con los países del sur, comandados por Simón Bolívar. Es por eso que Colombia y México siempre estuvieron preocupados por disminuir el poder potencial de Centroamérica frente a sus movimientos de independencia y hay correspondencia entre las cancillerías de Colombia y México, proponiendo ampliar sus fronteras. Los mexicanos hacia el sur y los colombianos hacia el norte, para ir reduciendo el espacio en Centroamérica. No hay que olvidar que para Bolívar, América era una sola, indica Díaz Lacayo. Por otro lado, la cúpula política centroamericana de la época, se sentía cada vez más aislada en su posición de fidelidad frente a la Corona española y buscaba —tal vez no conscientemente— cómo lograr que el movimiento iniciado originalmente para preservar los derechos de España frente a la invasión napoleónica en Europa y sobre todo en España, se mantuviera. Es decir, que América se preservara para la Corona española, que fue el primer intento de independencia, pero que después se convirtió en independencia real, dijo. EL PLAN DE IGUALA En esa búsqueda aparece Agustín de Iturbide en México y firma un acuerdo con el Virrey español en ese país, para que España le reconozca la independencia sobre tres garantías, que en la historia se conocen como el Plan de Iguala: que el poder hubiese de ser para un descendiente de la Corona española, que la religión católica sería la oficial del Estado y la igualdad de los habitantes de la Nueva España. Centroamérica dice, aquí está nuestra oportunidad, y el 15 de septiembre de 1921, como ya no se aguantan las demandas, las propias autoridades españolas declaran la independencia. De manera que el artículo segundo del Acta de Independencia sugiere la posibilidad de una alianza posterior con México, explicó. Casi de manera inmediata a la independencia se asocian los países de Centroamérica a Iturbide, por eso digo que la independencia es tardía y mediatizada. Iturbide dura hasta 1823, cuando cae, viene la verdadera Acta de Independencia, pero al mismo tiempo, como una contradicción de la historia, se inicia la verdadera guerra de independencia interna, señaló. Al permanecer después de la independencia las mismas autoridades conservadoras, proimperiales, para preservar la estructura orgánica heredada de España, nacen las fuerzas liberales en contra de la Capitanía General y empiezan las guerras civiles en Centroamérica. LOS PRÓCERES El principal papel independentista lo juega Pedro Molina, de Guatemala, de manera que interpreta el verdadero sentimiento popular de independencia total de España y de cualquier potencia. Los que declaran la independencia juegan un papel muy importante, como José Cecilio del Valle, quien estaba más claro de esa situación dual y por eso lo refleja en el Acta de Independencia. Cuando se establece la Unión Centroamericana con México, Del Valle se va al Congreso de ese país, llegando a ser su ministro de Relaciones Exteriores, aunque por un período muy corto. En Nicaragua se le da mucho mérito a Miguel Larreynaga. Los que participaron en el proceso de Independencia actuaron conforme al ambiente del estamento político oficial que tenía la duda de que si conservaba o no su dependencia de España y cómo preservar los derechos de la Corona de España en Centroamérica y lo lograron con su unión con Iturbide, concluyó Díaz Lacayo.
Tu nombre
Tu Email
Destinatarios Mensaje
Elige tus destinatarios desde:

Importar contactos desde:

Tu Email
Tu Clave
...
Video Enviado por anonimo el 09/12/2013 07:56 AM
En:

VIDEOS RELACIONADOS

Más videos geniales sobre...